Blog / Ventanas de aluminio: correderas o abatibles

Ventanas de aluminio: correderas o abatibles

por | 23 Mar 2022

Las ventanas son un elemento imprescindible en cada hogar, comercio u oficina. Bien se trate de un proyecto de obra nueva o de la rehabilitación de una casa, una de las principales decisiones que se deben llevar a cabo está relacionada con las ventanas: ¿Es mejor instalar ventanas correderas o abatibles? ¿Qué tipo de cristal elegimos? ¿Cuál es el color que mejor combina con la sala?

Estas son tan solo algunas de las preguntas que se hacen las personas particulares y los profesionales de la construcción que deben elegir unas nuevas para cualquier tipo de espacio.

En Tancàlia estamos especializados en la construcción e instalación de ventanas tanto correderas como abatibles; esto nos ofrece un profundo conocimiento sobre las ventajas de cada una de ellas y el poder de asesorar a los clientes sobre cómo acabar con la dualidad “ventana corredera / abatible” que tanto preocupa a constructores y propietarios.

Características de las ventanas correderas y abatibles

Lo primero que hay que tener en cuenta es que ambas opciones son buenas siempre que se cuente con materiales de primera calidad y que las ventanas hayan sido montadas por profesionales con experiencia en el sector.

Esto asegurará que las ventanas abatibles o correderas serán verdaderamente aislantes, contarán con un aluminio de primera calidad y cumplirán su función por mucho tiempo con un mínimo de mantenimiento.

Más allá de esto, las ventanas abatibles o batientes y las correderas presentan una serie de características diferenciadoras que conviene tener en cuenta.

Diferencia entre ventanas abatibles y correderas

La principal diferencia entre ventanas abatibles y correderas está en su forma de instalación y su método de apertura y cierre.

Las ventanas abatibles, también conocidas como ventanas batientes, son las clásicas de toda la vida: están ajustadas al marco por unas bisagras en uno de sus laterales y permite que estas se abran y se cierren como una puerta. También existen modelos que abren tanto por el lateral como por arriba hasta los 45 grados.

Las ventanas correderas, por su parte, están montadas sobre un riel que permite que una hoja quede “oculta” bajo la otra cuando se quiere abrir la ventana.

Teniendo esto en cuenta, se puede hablar de las distintas ventajas de cada tipo de ventana.

Ventajas de las ventanas abatibles

Las ventanas abatibles pueden quedar perfectamente selladas cuando están cerradas. Esto tiene una consecuencia directa sobre el aislamiento, y es que las ventanas batientes ofrecen un mayor aislamiento a las viviendas.

Este cierre hermético contribuye a eliminar los ruidos exteriores y, a la vez, es el aliado perfecto para mantener la temperatura interior de la casa y, por tanto, reducir el gasto energético tanto en verano como en invierno.

Son, además, ventanas por lo general muy económicas y adaptadas a distintos presupuestos. En Tancàlia disponemos de distintas gamas de ventanas abatibles que se pueden instalar en cualquier vivienda y que ofrecen una relación calidad/precio excepcional.

Un tercer punto es que este tipo de ventanas se pueden limpiar muy fácilmente. Basta con abrirlas para poder limpiar los cristales cómodamente y eliminar cualquier resto de polvo o barro del marco de aluminio que compone la estructura.

Ventajas de las ventanas correderas

En el caso de las ventanas correderas, el beneficio más destacado es el ahorro de espacio. Al no tener un margen de espacio para abrir las ventanas batientes, las ventanas correderas se convierten en la opción perfecta, pues se pueden abrir y cerrar perfectamente aunque tengan muebles, paredes o cualquier otra cosa cerca.

Por norma general, los marcos y las estructuras de estas ventanas son algo más pequeños que los de las ventanas abatibles, por lo que dejan más espacio al cristal y, en consecuencia, elevan la luminosidad de los espacios.

Además, con este tipo de ventanas es mucho más sencillo fijar un nivel de apertura. Tan solo con dejar la hoja a mitad del carril, estaremos abriendo la ventana a la mitad, por ejemplo, algo muy útil cuando se quiere controlar la ventilación, elevar o reducir la corriente, y otros muchos usos relevantes para el día a día en los hogares, las oficinas y demás espacios.

Cómo elegir ventanas correderas o abatibles

Las características señaladas en la anterior comparativa son suficientes para ayudarte a optar entre ventanas correderas o abatibles. Basta con estudiar el espacio que va a ocupar la ventana y las necesidades de aislamiento, ventilación, etc., para decantarse por una u otra opción.

Hay que pensar en la comodidad que cada una de estas estructuras va a ofrecer en el uso diario de las ventanas. Esto es esencial, y se suma a las posibilidades del presupuesto de cada uno de los clientes o los constructores que llegan a nuestra tienda.

En Tancàlia estamos especializados en la construcción de todo tipo de ventanas para diferentes espacios, adaptadas a distintas estéticas y con materiales de la más alta calidad.

Nuestro equipo está permanentemente dispuesto a asesorar a los clientes para resolver todas sus dudas al respecto y que las ventanas instaladas cumplan con todas sus exigencias. Contacta con nosotros para elegir entre ventanas correderas o abatibles.

Tancàlia Meridional

Tancàlia Meridional somos una empresa especializada en la fabricación de mecanismos y accesorios para mallorquinas y distribuidores, en exclusiva, de la prestigiosa firma italiana BBC Group, fabricantes de cerramientos de aluminio adaptados a las necesidades actuales.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.